Buscar
  • Trama

Cómo diseñar el packaging de un producto: mejores prácticas

El embalaje crea la primera impresión, incluso antes de que el cliente interactúe con el producto, por lo que el diseño es clave a la hora de definir qué se quiere transmitir



No hay duda de que el diseño del embalaje del producto es importante para los negocios. Según los especialistas en investigación de mercado de Ipsos, el 72% de los consumidores se ven influenciados por el diseño y los materiales utilizados en el embalaje del producto al momento de tomar decisiones de compra.


Otra estadística, esta vez publicada en Forbes, muestra que hasta el 80% de los consumidores, a pesar de estar satisfechos con un producto, pueden no volver a comprar esa marca si no perciben un elemento diferencial –factor ‘wow’– durante su encuentro. Para las empresas que no están del todo seguras con la forma en que se presentan sus productos, estos números pueden ser aterradores. Pero puede hacer varias cosas para asegurarse de que el embalaje de un producto sea emocionante, memorable y viable.

Preguntas fundamentales para diseñar el packaging

¿Cuál es el producto? Aunque esto puede parecer una obviedad, una reevaluación del producto puede conducir a muchas revelaciones. Comprender la naturaleza del producto en el contexto del embalaje influirá en la elección de los materiales a utilizar, la forma del paquete, el tamaño del contenedor y otros factores logísticos. Los frascos frágiles, por ejemplo, necesitarán material de relleno para evitar que se rompan durante el tránsito. Los objetos de forma irregular, como las guitarras, pueden necesitar soluciones de embalaje personalizadas.

¿Quién es el consumidor ideal? Comprender bien el público objetivo tiene muchos beneficios para cualquier negocio. En el embalaje, es la misma historia. Debe atraer a su mercado objetivo. Tener bien identificados las características de los consumidores potenciales es fundamental aquí. Los embalajes de juguetes y juegos destinados a los niños, por ejemplo, pueden reforzarse con coloridos y llamativos. Y referente a los productos para personas mayores, como los dispositivos médicos domésticos, es recomendable que el texto impreso sea de mayor tamaño para que se pueda leer con más claridad. ¿Cómo se compra el producto? Si su producto se compra en una tienda física o en línea, influirá en gran medida en su embalaje. Los productos exhibidos en los estantes junto a otros competidores necesitarán más propiedades que llamen la atención para que sea el escogido por los compradores. En cuanto a los productos entregados desde las tiendas en línea, deberán tener un embalaje más resistente para asegurarse de que lleguen al comprador en una sola pieza. Otros factores como la personalización y las políticas de devolución también deben resolverse y comunicarse bien en ambos casos.

Mejores prácticas de diseño de embalajes

Mejores prácticas de diseño de embalajes Ahora que se han respondido tres preguntas importantes, es hora de pasar a algunas de las mejores prácticas en lo que respecta al embalaje del producto ¿Cómo influye el packaging en el éxito de un producto? En primer lugar, el embalaje del producto debe estar centrado en el cliente. Esto significa ponerse en su perspectiva cuando se trata de plantearse cómo diseñarlo. Los siguientes factores ayudan en este sentido:

  • Simple: si bien la creatividad definitivamente tiene gran importancia, el embalaje será mejor si es simple y directo, especialmente cuando se trata de cómo se abre. Los paquetes demasiado complejos pueden dificultar la apertura del producto. En el mejor de los casos, el comprador recurrirá a destruir el embalaje. En el peor de los casos, también pueden terminar dañando el producto.

Por tanto, hay que buscar el equilibrio entre la creatividad del diseño del embalaje con la facilidad en el momento de abrirlo. Para conseguirlo, existen equipos versátiles como las mesas de corte Duplo PFi Blade B2+ i B3+, que permiten realizar diseños atractivos y prácticos, permitiendo a los impresores acceder a un ámbito de negocio en auge como es el packaging.


  • Robusto: se puede considerar una complejidad adicional realizar un embalaje más resistente, especialmente para los productos que se entregan a domicilio. En algunos casos, se necesitan solapas o pliegues adicionales para garantizar la seguridad del producto. En esas situaciones, debe priorizar la solidez del embalaje para proteger lo que hay dentro.

Si un embalaje no es lo suficientemente resistente, el consumidor podría terminar con el producto dañado, y el fabricante con un cliente menos.

  • Ecológico: la sostenibilidad es más que una palabra de moda. Tanto las empresas como los consumidores se toman en serio la búsqueda de métodos más sostenibles y el embalaje del producto juega un papel importante en ello. Cambiar a diseños de envases más ecológicos y ser respetuoso con el medio ambiente mejora la reputación de las empresas.

En este sentido, cada vez hay más empresas, ya sean marcas de alta costura o empresas de tecnología, que buscan formas de reducir la huella de carbono de sus productos y envases, desde papel reciclado hasta plásticos biodegradables.

  • Hermoso: el embalaje es un lienzo en blanco que puede usar para sorprender a los clientes. Como el arte, a veces menos es más. Se trata de equilibrar los elementos que hacen que los paquetes sean visualmente atractivos y asegurarse de que la información relevante, como el tamaño, el peso y las instrucciones, se presente de manera legible.

  • Estacional: si bien el embalaje estacional puede parecer solo centrado en añadir adornos de adornos de Navidad, Halloween o San Valentín, estos adornos también pueden transmitir mensajes importantes relacionados con la marca. Por ejemplo, si se opta por diseños tradicionales o más atrevidos.

Realizar modificaciones estacionales en el packaging también transmite que la empresa se mantiene al tanto de sus productos durante todo el año. En otros casos, puede transmitir la exclusividad de un producto.Personalizado: el consumidor moderno disfruta de experiencias personalizadas. Se puede potenciar esta tendencia personalizando el embalaje hacia un segmento muy determinado de consumidores, aunque este tipo de táctica solo es factible para operaciones de menor escala.

Embalaje y posicionamiento de marca

El hecho de que el embalaje de su producto esté centrado en el cliente no significa que no pueda transmitir de los valores de la marca. Estos dos elementos pueden trabajar juntos para ofrecer un diseño de embalaje efectivo que considere las necesidades de sus clientes y a la vez posicione la marca.

  • Colores y logotipos: los elementos visuales de una marca, como sus logotipos, colores o tipos de letra, deben incorporarse en el embalaje del producto. Esta uniformidad indica a los consumidores que tienen una imagen de marca bien definida. También es fundamental que estos elementos se presenten con la misma fidelidad en el resto de canales de difusión de la empresa, como la página web o las redes sociales.

  • Mensajes: agregar mensajes al embalaje es más que solo incluir el lema corporativo en la caja. El mensaje impreso supone cumplir la promesa que ha hecho la empresa. Si apoya prácticas sostenibles, por ejemplo, su embalaje debe reflejar eso. Si posiciona la marca para que sea la referencia en cierta tecnología, su embalaje debe mostrar eso.


Si se trata de una empresa de impresión, por ejemplo, sus productos deben estar en paquetes hechos con materiales que no se adhieran ni reaccionen con el material impreso.


Atentos del presupuesto

Según HubSpot, entre el 8 y el 10% de los costos de los productos se atribuyen al dinero gastado en los materiales utilizados en el packaging del producto. Los costos son, sin duda, un factor importante al plantear cómo diseñar el embalaje. Cada empresa debe encontrar el equilibrio perfecto entre un packaging resistente, sostenible y hermoso y el presupuesto designado.No hay una respuesta correcta cuando se trata de gastar en packaging. Algunas empresas prefieren gastar más para asegurarse de que sus productos se presenten de manera lujosa, y otros prefieren reducir significativamente los costes y utilizar el embalaje indispensable. Todo depende de qué espere el cliente potencial. Una marca de moda, por ejemplo, puede beneficiarse de los envases creativos, mientras que aquellos que venden partes de computadoras les puede bastar una caja más simple.

Hay otros costes asociados con el packaging, además del dinero gastado en su fabricación. Por ejemplo, para asegurarse de que el producto permanezca intacto dentro del embalaje es probable que deba llenar el espacio vacío con cosas como papel enrollado o plástico de burbujas. Este es un gasto adicional y se llama costo de protección interna. Si nos centramos en el comercio minorista, suelen tener un espacio en los estantes muy limitado, por lo que tener un embalaje grande puede significar pagar más para que se muestre en los estantes.

Conclusión

Quizá el packaging no influya definitivamente en el éxito de un producto, pero ciertamente incide en las ventas. El embalaje es importante porque crea la primera impresión, incluso antes de que el cliente interactúe con el producto. Debido a esto, el diseño debe ser un enfoque de lo que quiere transmitir el producto.Hay que procurar que el embalaje del producto esté centrado en el cliente, haciéndolo simple, sostenible, resistente, visualmente atractivo y personalizado. También ayuda cuando el embalaje muestra elementos visuales identificativos de la empresa y mantiene la coherencia con su mensaje. Finalmente, hay que ajustarse al presupuesto en packaging, haciendo concesiones cuando sea necesario, pero sin perder el coste añadido.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo